EL CANON DEL JUDO

EL CANON DEL JUDO

Editorial:
SHINDEN EDICIONES
Año de edición:
Materia
JUDO, JIU JITSU, LUCHA Y SAMBO
Páginas:
224
35,00 €
IVA incluido

LOS PRIMEROS COMPRADORES RECIBIRÁN GRATUITAMENTE UNAS LÁMINAS DE JUDO (42 X 30 cms) FACSÍMILES DE LAS QUE SE PUBLICARON ORIGINALMENTE CON LA 1ª EDICIÓN EN 1954 (sólo en España y hasta fin de existencias).

 

Un libro extenso y totalmente ilustrado que por primera vez disponible en castellano.

Una edición de alta calidad: tapa dura serigrafiada, sobrecubierta, papel del interior de alto gramaje y encuadernación cosida.


A lo largo de la historia de las artes marciales se han escrito muchos libros imprescindibles, libros que cualquier artista marcial debería leer con independencia al arte marcial que practique. Este es uno de esos libros, un texto con el que disfrutará y aprenderá todo aquel que lo tenga entre sus manos.

Kyuzo Mifune (21 de abril de 1883 - 27 de enero de 1965)

Original de Kuji, prefectura de Iwate, comenzó la práctica del judo mientras cursaba sus estudios de secundaria a la edad de 13 años. Fue ya en 1903, con veinte años de edad, cuando fue admitido en el Kodokan de Jigoro Kano. Su nivel de dedicación y técnica eran realmente elevados y tan solo 9 años después, en 1912, alcanzó el grado de 6º dan y fue nombrado instructor del Kodokan. En 1945, cuando tenía 62 años de edad y años después de la muerte de Kano, se le otorgó la distinción de 10º dan, que en aquel entonces tan solo compartía este rango con otros tres maestros más.

Con 1,64 m de estatura, 46 kilos de peso, llevaba una vida austera, comía frugalmente, no fumaba y se cuenta que dormía en una cama occidental. Sus movimientos y su técnica se basaban en un control extraordinario de los desequilibrios ( kuzushi ) y, hasta tal punto llegaba el nivel de su técnica, elasticidad, armonía y potencia que le llamaban el "Dios del Judo". Realmente, su judo no solo era producto de su habilidad técnica sino también de una sensibilidad especial para captar el balance y el movimiento del oponente de una forma natural.

Finalmente, en 1965, un cáncer de traquea nos arrebató a un gran maestro que nos dejó su gran legado por escrito en este texto que presentamos ahora: El Canon del Judo.

Artículos relacionados

Otros clientes también compraron