EL ENTRENAMIENTO SISTÉMICO BASADO EN LAS EMOCIONES

EL ENTRENAMIENTO SISTÉMICO BASADO EN LAS EMOCIONES. PROPUESTAS PARA LA OPTIMIZACIÓN DEL JUGADOR EN EL FÚTBOL FORMATIVO

Editorial:
FUTBOLDLIBRO
Año de edición:
Materia
FÚTBOL BASE
ISBN:
978-84-122583-1-8
Páginas:
275
-5%
27,96 €
26,56 €
IVA incluido

A menudo, los entrenadores que descubren el nuevo paradigma sistémico entienden que la complejidad da respuesta a aquello que observan en muchas situaciones habituales del juego, algo a lo que el paradigma clásico no puede responder. Con la intención de que el lector pueda avanzar en este cambio de paradigma, presentamos el proceso de aprendizaje del jugador por medio de un enfoque ecológico y dinámico para facilitar la comprensión del comportamiento motor de los jugadores y, de esta manera, obtener herramientas para interceder en este proceso de forma más eficiente.

Prefacio
Prólogo
Introducción
Justificación
El sistema escena
Sistemas dinámicos
A. El jugador
1. Las estructuras
1.1. Estructura condicional 1.2. Estructura coordinativa 1.3. Estructura socio-afectiva
1.4. Estructura emotivo-volitiva 1.5. Estructura expresivo-creativa
1.6. Estructura mental
1.7. Estructura bioenergética
1.8. Estructura cognitiva
2. Conocimiento declarativo
3. Axiología
4. Sistema de preferencia
B. El contexto
1. Las fuentes de información
1.1. Según la naturaleza
1.2. Según la especificidad
1.3. Según la temporalidad y localización espacial
1.4. Según la captación
2. Las intenciones tácticas
3. La consecución del objetivo 4. Los sistemas ecológicos
C. La emergencia emocionalmente preferenciada
D. La adaptación y la marcación somática 1. Los marcadores somáticos
1.1. Fundamentos teóricos
1.2. Validación de la metodología 1.3. Configuración de la tarea
1.4. Recogida de datos
1.5. Conclusiones
E. Optimización del sistema escena 1 La optimización de la adaptación
2 Los principios de especificidad y realidad 3 Los constreñimientos.
4 La variabilidad
5 Atmósfera de aprendizaje
A modo de epílogo: decidir sin decidir
Bibliografía


Introducción
En los últimos años, estamos asistiendo a una transición entre paradig-mas que cambian nuestra comprensión del juego y del entrenamiento. Este proceso, lejos de ser instantáneo, supone que los entrenadores deban modificar su forma de ver el fútbol y desaprender métodos y costumbres que se han venido aplicando durante años en la práctica de este deporte.A menudo, los entrenadores que descubren el nuevo paradigma sistémi-co entienden que la complejidad da respuesta a aquello que observan en muchas situaciones habituales del juego, algo a lo que el paradigma clásico no puede responder, tanto en el ámbito táctico, como en el psicológico, el condicional, el ámbito lesivo, el relacional entre jugadores, etc. Sin embar-go, ya sea por la dificultad de cambiar rutinas establecidas, por la aparen-te pérdida de control sobre el proceso de aprendizaje de los jugadores o por la linealidad subyacente en sus mentes tras años de entrenamiento bajo el paraguas del modelo clásico, estos mismos entrenadores no terminan de completar la transición al nuevo paradigma y aplican entonces una mezcla de la misma metodología de siempre, con los mismos procedimientos, tareas, evaluación, trato y control sobre el jugador, modificando tan solo parcial-mente su propio comportamiento o la terminología empleada. Con la inten-ción de que el lector pueda avanzar en este cambio de paradigma, presen-tamos el proceso de aprendizaje del jugador por medio de un enfoque ecológico y dinámico para facilitar la comprensión del comportamiento motor de los jugadores y, de esta manera, obtener herramientas para in-terceder en este proceso de forma más eficiente.Por otro lado, la importancia de las emociones, desde el punto de vis-ta de la dirección de equipos, es algo que suele preocupar a los entrenadores. De hecho, es cada vez más habitual que el cuerpo técnico posea algún tipo de formación emocional o que se incorpore un psicólogo en el equipo de trabajo. En este libro, queremos ir un poco más lejos, propo-niendo una metodología de entrenamiento donde el entrenador sepa en qué condiciones emocionales se debe entrenar para generar la situación óptima con el objeto de que los jugadores puedan expresarse y desarro-llarse; pudiendo así diseñar tareas de entrenamiento donde las emociones ayuden a los jugadores a tomar decisiones de forma más eficaz y eficien-te. Esta metodología innovadora se fundamenta en la hipótesis de los marcadores somáticos, formulada por el neurocientífico y neurólogo António Damásio.En el libro se mezclan conceptos psicológicos, emocionales y neurocien-tíficos con conceptos propios de la teoría sistémica. No es de extrañar, porque son dos puntos de vista de un mismo fenómeno. La acción motriz que emerge de un jugador se debe a la adaptación al contexto, mediante el ciclo constante de percepción del entorno, y según las acciones posibles que ofrece la interacción entre las capacidades, el estado del jugador y el entorno. Esta emergencia se da en un contexto cambiante y con poco margen temporal para la toma de decisiones, con lo que requiere que la decisión se tome desde la inconsciencia, aquel espacio de juego donde las emociones rigen el comportamiento. Entonces, debido a este carácter emo-cional de la toma de decisiones, decimos que el jugador actúa por sensa-ciones en lugar de por pensamientos racionales. Con el motivo de aunar estos dos puntos de vista, en este libro nos referiremos al ciclo de sensación-acción (Damunt y Guerrero, 2018) en lugar del de percepción-acción, más habitual en otros autores.Propondremos ejemplos aplicables al entrenamiento en general, y al diseño de tareas en particular, proponiendo una tabla al final de cada apartado de los capítulos iniciales. Estas ejemplificaciones serán muy básicas, con la intención justamente de no invitar al formador a adoptar soluciones estereotipadas, y sí ofrecer a este unos criterios referenciales de tendencia abierta. Se invita al técnico a explorar la gran variedad de iniciativas que puede adaptar a su realidad de práctica a partir de estos primeros detalles utilizados a modo de ejemplo. Abogamos, tal y como hacemos con nuestros jugadores, a la capacidad adaptativa de los propios entrenadores-facilitadores. En este sentido, el capítulo E está dedicado 22!El entrenamiento sistémico basado en las emociones enteramente a aspectos concretos del entrenamiento, respetando la visión de este nuevo paradigma.En definitiva, en este texto mezclaremos muchos conceptos, nos inspi-raremos en personalidades procedentes de mundos diferentes, desde neu-rólogos a expertos en situaciones de supervivencia, pasando por entrena-dores, fisiólogos, psicólogos, deportistas... Estudiaremos la toma de decisiones desde diferentes puntos de vista para llegar a hacer una pro-puesta de optimización en el fútbol formativo.Nosotros no somos neurólogos, ni psicólogos, ni fisiólogos... simplemen-te somos entrenadores sensibilizados con la necesidad de dar mayor im-portancia a las emociones en el entrenamiento deportivo y, a su vez, buscar una explicación al fenómeno de la toma de decisiones fundamentada en la teoría de la complejidad, así como confeccionar una metodología de entre-namiento que permita optimizar nuestro intercambio con los jugadores.

Artículos relacionados

Otros clientes también compraron